Hotel Peulla

A fines del siglo XIX una empresa llamada “La Chile Argentina” abre la ruta de los lagos andinos, cruzando la cordillera de los Andes desde Puerto Varas hasta la Patagonia Argentina, donde años después el propietario de esta empresa, don Carlos Wiederhold, fundara la ciudad de San Carlos de Bariloche. Esta ruta, que cruzaba en veleros los lagos de Llanquihue, Todos los Santos, Frías y Nahuel Huapi, completando la parte terrestre a caballo y mulas, era utilizada para comercializar con los habitantes de esa zona, artículos traídos desde Europa y productos del mar desde Chile retornando Principalmente con lana desde Argentina, la que luego se embarcaba hacía Europa pasando por el Estrecho de Magallanes.